Acuerdo entre Uruguay y Argentina para el intercambio de Información Tributaria y evitar la doble imposición. – Boletín Técnico e Informativo Edición — Junio 2012

23/09/2016

En el mes de abril Uruguay y Argentina

firmaron un acuerdo de intercambio de información

tributaria en el cual se incluyeron

medidas para evitar la doble imposición. A

continuación analizaremos los aspectos más

relevantes del mismo.

Características de la información a intercambiar

La información a intercambiar deberá ser

relevante para la administración y aplicación

de la legislación interna de las partes con

relación a los impuestos y asuntos penales

tributarios comprendidos. Comprenderá información

para la determinación, liquidación,

implementación, control y recaudación

de dichos impuestos, para el cobro y ejecución

de créditos tributarios, o para la investigación

o enjuiciamiento de asuntos tributarios.

No se permitirán medidas dirigidas únicamente

a la recolección de información con

carácter meramente especulativo (“fishing

expeditions” o “expediciones de pesca”). Es

decir que no se requiere la existencia de una

presunción de defraudación o de evasión,

pero sí la existencia de un procedimiento

inspectivo.

La parte que reciba la solicitud no está obligada

a brindar información que no esté en

poder de sus autoridades o bajo el control de

personas que se hallen en su jurisdicción.

El acuerdo establece que ambas partes garantizarán

que su autoridad competente está

facultada para obtener y proporcionar información

que se encuentre en poder de bancos,

otras instituciones financieras, y cualquier

persona que actúe en calidad de mandatario o

fiduciario, así como información sobre la

propiedad de sociedades.

La información intercambiada tendrá carácter

confidencial, sólo podrá comunicarse a

las personas y autoridades encargadas de la

gestión o recaudación de los impuestos comprendidos,

de los procedimientos declarativos

o ejecutivos de dichos impuestos, o de

las resoluciones de los recursos relativos a

los mismos, que pertenezcan a la jurisdicción

de la parte que realizó la solicitud.

Solicitud de la información

La parte que solicite información deberá realizar

una solicitud por escrito especificando

entre otros datos, la identidad de la persona

sometida a inspección, el período respecto

del cual se solicita la información, la naturaleza

de la información requerida, el fin tributario

por el cual se solicita dicha información,

y los motivos por los cuales se cree que

la información solicitada es relevante. Asimismo

deberá presentar una declaración que

estipule que se han utilizado todos los medios

disponibles en su propio territorio para

obtener la información.

La parte que reciba la solicitud podrá denegar

su asistencia si la misma no cumple con

todos los requisitos estipulados, si el solicitante

no utilizó todos los métodos disponibles

en su propio territorio para obtener la

información solicitada, o si la misma es contraria

al orden público.

Asimismo el acuerdo no impone la obligación

de brindar información sujeta a secreto profesional,

comercial, empresarial, o a un proceso

industrial, siempre que dicha información no

comprenda la que las partes han garantizado

en este acuerdo. Es decir que no podrá oponerse

la información que se encuentre en poder de

bancos, mandatarios, fiduciarios, etc.

Método para evitar la doble imposición

Personas comprendidas

El acuerdo establece que el método para evitar

la doble imposición se aplicará a residentes de

uno o de ambos países. Y en este sentido aclara

qué se entiende por residente, considerando

que una persona física será residente de una de

los partes si en virtud de la legislación de la

misma dicha persona está sujeta a imposición

por razón de su domicilio, residencia, sede de

dirección, o cualquier otro criterio análogo.

Sin embargo se aclara expresamente que no se

considera residente a personas sujetas a imposición

exclusivamente por rentas que obtengan

de fuentes situadas en dicho país o por el patrimonio

situado en el mismo.

Si una persona física está sujeta a imposición

en ambos países y según lo expresado anteriormente

podría considerarse residente de

ambas partes, se brindan las siguientes soluciones:

a- Será considerada residente solamente donde

tenga una vivienda permanente, y en el caso

de tener vivienda permanente en ambos países

entonces se considerará residente del país donde

se encuentre su centro de intereses vitales.

b- Si no pudiera determinarse dónde se encuentra

su centro de intereses vitales, o si no

tuviera vivienda permanente en ninguno de los

países, se considerará residente de aquel donde

viva habitualmente.

c- Si viviera habitualmente en ambos países o

no lo hiciera en ninguno, entonces será considerado

residente del que sea nacional.

d- Por último, si no fuera nacional de ninguno

o lo fuera de ambos, las autoridades competentes

de ambas partes resolverán el caso.

En el caso de las personas jurídicas, si la misma

se encuentra sujeta a imposición en ambos

países, se considerará residente de aquel donde

se encuentre su sede efectiva.

Impuestos comprendidos

En Argentina: Impuesto a las Ganancias, Impuesto

a la Ganancia Mínima Presunta e Impuesto

sobre los Bienes Personales.

En Uruguay: Impuesto a las Rentas de las Actividades

Económicas, Impuesto a la Enajenación

de Bienes Agropecuarios, Impuesto a la

Renta de las Personas Físicas, Impuesto a la

Renta de los No Residentes, Impuesto a la

Seguridad Social e Impuesto al Patrimonio.

Dicho acuerdo se aplicará también a los impuestos

de naturaleza idéntica o análoga que

se pudieran establecer con posterioridad a la

firma del mismo, y que se añadan o sustituyan

a los ya existentes.

Aplicación del método

Cuando un residente de uno de los países obtenga

rentas sometidas a imposición en el otro

país, el país en el cual reside deducirá del impuesto

que percibe por dichas rentas un importe

igual al impuesto pagado por tales rentas en

el otro país.

Asimismo, cuando un residente de uno de los

países posea un patrimonio sujeto a impuesto

en el otro, el país de residencia permitirá deducir

del impuesto que perciba por dicho patrimonio

un importe equivalente al impuesto

pagado por tales conceptos en el otro país.

En ambos casos las deducciones no podrán

exceder el impuesto correspondiente calculado

antes de las mismas.

Vigencia

El acuerdo entrará en vigencia 30 días después

de la aprobación parlamentaria en ambos países

y no será de aplicación retroactiva. Regirá

a partir de esa fecha en materia tributaria penal

y en aquellos casos en que no exista un período

fiscal determinado y cuando lo tenga se

aplicará únicamente para los ejercicios fiscales

que inicien durante o después de la entrada en

vigor del acuerdo.

victoria.guadalupe@mvd.auren.com