importancia de las actas sociales

14/08/2015

Dr. Esc. Fernando Salazar

Cuando hacemos referencia a las actas por lo general se nos viene inmediatamente la idea de la figura de las Sociedades Anónimas y la forma en que estás plasman tanto las resoluciones de los órganos de administración, directorio, fiscalización y accionistas.

Pero no debemos olvidar que cualquier tipo societario toma resoluciones y que si bien la exigencia legal de llevarlas a papel no es para todas la misma, es una carga de la sociedad hacerlo.

La terminología con la cual hacemos referencia a las actas de asambleas o reuniones de socios dependerá del tipo social del que se hable, entendiéndose como sinónimos. La finalidad que en ellas se cumple es la misma, la deliberación de asuntos de importancia por los titulares de las participaciones sociales o de sus representantes legales.

La importancia de las actas asambleas o reuniones de socios està dada en que es el medio por el cual se dará a conocer a los diferentes órganos sociales o terceros de las resoluciones adoptadas, asimismo estas resoluciones además de obligar a todos los socios (con algunas excepciones), obliga a los representantes y administradores sociales o cualquier ejecutor de las medidas resueltas en las mismas.

Una sociedad con un régimen estricto de resoluciones puede hacer burocrática la gestión de la misma, pero seguramente se tratará de una sociedad más garantista y en la cual no se verán fácilmente vulnerados los derechos de los socios o accionistas.

En lo que refiere a las actas estas son obligatorias para determinados tipos sociales y de acuerdo a las exigencias legales o contractuales; en otras situaciones solo son un mero pero eficiente medio de prueba.

Por ende las decisiones de la junta de socios o de la asamblea de accionistas, etc., deberían hacerse constar en actas aprobadas por éstos y firmadas por el presidente y el secretario de la misma, pudiendo ser suscrita por todos los partícipes.

Las actas son un medio de prueba fehaciente frente a reclamo de los consocios o de terceros o ante la responsabilidad que pueda provenir por la actuación del administrador o directorio.

En resumen lo más importante en una sociedad es realizar las Asambleas o reuniones de socios cada vez que sea necesario para el correcto funcionamiento de la misma sin perjuicio de aquellas que por ley o contrato social son de carácter obligatorio.

Que las resoluciones que se adopten en esas reuniones sean plasmadas en actas que pueden servir como medio de prueba. Que dichas actas sean lo más pormenorizadas posibles a los efectos de evitar inconvenientes al momento de interpretar las resoluciones adoptadas

Importante destacar que los socios tienen derechos y medios para imponerse ante las resoluciones que puedan ser contrarias a los intereses sociales, personales o contradictorias a la normativa vigente o al contrato social.

La minoría en una sociedad nunca debe estar desprotegida y para ello se consagra en la mayoría de las legislaciones un mecanismo por el cual éstos pueden solicitar la convocatoria a Asambleas y lograr que dicho órgano se reúna para considerar asuntos que son de suma importancia para éstos sectores. Sin perjuicio de ello también cuentan con mecanismos de protección judicial, que les permiten impugnar resoluciones.

fernando.salazar@mvd.auren.com

Pulsar AQUI para descargar el artículo