RENTAS PASIVAS DEL EXTERIOR GRAVADAS POR IRPF – Boletín Técnico e Informativo Edición — Julio 2015

23/09/2016

Considerando que estamos en pleno calendario

de vencimientos de la Dirección General Impositiva

(DGI) para la presentación de las declaraciones

juradas del Impuesto a la Renta de las

Personas Físicas (IRPF), nos parece oportuno

recordar en esta edición que se encuentran también

gravados por IRPF los rendimientos de

capital mobiliario originados en depósitos,

préstamos y en general en toda colocación de

capital o de crédito de cualquier naturaleza,

provenientes de entidades del exterior (en adelante

rentas pasivas).

En ese sentido, en entregas anteriores hemos

desarrollado y abordado la inclusión de las

rentas pasivas del exterior con profundidad,

por lo que en esta edición nos pareció conveniente

realizar un breve repaso de los principales

conceptos y de los aspectos prácticos a la

hora de su tributación, presentación de la declaración

jurada correspondiente y pago.

Introducción de rentas pasivas del exterior

Nuestro sistema tributario se caracteriza por la

aplicación del criterio de la fuente o principio

de territorialidad, por el cual se paga impuestos

por las actividades desarrolladas, bienes situados

o derechos utilizados económicamente en

Uruguay. Sin perjuicio de ello, existen ciertas

excepciones y una de ellas es que el IRPF a

partir del 1º de enero de 2011 comienza a gravar

las rentas pasivas que provengan de entidades

no residentes.

Por lo anterior, se debe también pagar IRPF,

por ejemplo, por los intereses de colocaciones

en el exterior así como los dividendos y diferentes

utilidades derivados de la participación

en el capital de entidades extranjeras No obstante

ello, se mantiene el criterio de la fuente

para el caso de rendimientos de capital inmobiliario

e incrementos patrimoniales y por lo tanto,

no están alcanzadas por el impuesto, por

ejemplo, las rentas por arrendamientos de inmuebles

situados en el exterior o las ventas de

acciones de sociedades no residentes.

¿A qué tasa están sujetos los rendimientos de

capital mobiliario del exterior?

Los rendimientos del exterior se encuentran

gravados a la tasa del 12%.

En consecuencia, por ejemplo, queda gravada

la distribución de utilidades o dividendos recibidos

de sociedades del exterior a una tasa de

un 12% mientras que los distribuidos por sociedades

uruguayas se encuentran gravados a una

tasa del 7%.

¿Quiénes son contribuyentes de estas rentas de

fuente extranjera?

Son contribuyentes las personas físicas uruguayas

o extranjeras con residencia fiscal en la

República.

Recordamos que son considerados residentes

fiscales en Uruguay básicamente quienes permanezcan

más de 183 días en un año en nuestro

país, o mantengan su centro de interés vital,

o generen en el país rentas de mayor volumen

que en cualquier otro país.

¿Cuando se consideran generados estos rendimientos?

Se consideran generados desde el momento en

que el contribuyente pueda acceder a ellos, ya

sea porque operó el pago, o porque la institución

pagadora los puso a disposición.

Lo anteriormente mencionado no aplica frente a

los casos en que las entidades no residentes en

que invirtió la persona se encuentren en países

de baja o nula tributación y sus utilidades provengan

a su vez de rentas pasivas. En estos casos,

opera la denominada “transparencia fiscal”

y se imputa al contribuyente de IRPF la renta en

el momento que es percibida la renta pasiva por

parte de la entidad extranjera.

¿Cómo opera el crédito fiscal por impuestos

pagos en el exterior?

Los contribuyentes que hayan sido objeto de

imposición en el exterior por los rendimientos

de capital mobiliario tratados en este artículo,

podrán acreditar el impuesto pagado en el exterior

contra el IRPF que se genere respecto de la

misma renta.

A esos efectos, la resolución de DGI Nº

1.815/2013 dispone que se debe conservar prueba

que demuestre el pago de los impuestos extranjeros

y que la misma tiene que permitir verificar

lo siguiente:

– El efectivo pago de impuestos en el exterior o

que los mismos le fueron oportunamente retenidos.

– La fecha en que se realizó el pago de los impuestos

o en la que se practicó la retención correspondiente.

– El importe y el medio de pago utilizado a tales

efectos.

Cuando los impuestos fueren pagados vía retención,

deberá conservarse prueba que permita

identificar el importe bruto de la renta y la acreditación

del importe neto luego de practicada la

referida retención.

– Que tales impuestos se generaron por elementos

de renta gravados en la República. Cuando

un mismo impuesto extranjero se genere por

elementos de renta gravados y no gravados en

la República, el crédito a reconocer surgirá de

aplicar al monto de dicho impuesto, el mismo

porcentaje que representen los elementos de

renta gravados sobre el total.

Modalidad de pago y presentación de la declaración

jurada

¿Qué formulario se debe utilizar para presentar

la declaración jurada?

El contribuyente debe presentar la declaración

jurada utilizando el formulario Nº 1101, correspondiente

a rentas de capital e incremento patrimonial.

Es importante destacar que frente a los casos en

que operan agentes de retención, la persona

física no está obligada a presentar la declaración

jurada ni realizar el pago del saldo de impuesto,

puesto que ello significaría una doble tributación.

En ese sentido, cabe mencionar que las entidades

del exterior situadas en países de baja o nula

tributación y que deben imputar directamente la

renta al contribuyente de IRPF, podrán designar

a una persona física o persona jurídica residente

para que los represente ante la DGI y sea responsable

de realizar las retenciones de dicho

impuesto.

¿Cuál es el plazo de presentación de la declaración

jurada?

Los vencimientos iniciaron con fecha 8 de junio

y finalizan el 27 de agosto, estando en plazo

hasta dicha fecha para presentar la declaración

jurada.

Si de la declaración jurada surge un saldo a

pagar, ¿Cómo se efectúa el pago del saldo?

Los contribuyentes de IRPF podrán efectuar el

pago del saldo del impuesto del ejercicio al

31/12/2014 en una sola cuota venciendo la misma

el 28 de agosto de 2015, o tienen la posibilidad

de cancelar el mismo en 5 cuotas iguales de

acuerdo al siguiente detalle:

Los lugares de pago son los siguientes: redes de

cobranza habilitadas, Red pagos, Abitab, correo

uruguayo, o a través de internet, a excepción de

los casos que se paguen con certificado de

crédito. En caso de abonar con certificados de

crédito físicos debe pagarse en las propias oficinas

de DGI.

cecilia.armandugon@mvd.auren.com