Novedades Laboral y Seguridad Social

1. Decreto 190/020. Incentivos económicos para empresas

Se promulgó el decreto 190/020, el cual estipula beneficios económicos para aquellas empresas que incorporen o reincorporen personal del subsidio de desempleo fomentando de esta forma el aumento o mantenimiento de los puestos de trabajo.

Estarán comprendidas aquellas empresas que en el período 1º de julio al 30 de setiembre de 2020 cumplan con las siguientes condiciones:

• Reintegrar trabajadores amparados al subsidio por desempleo con causal suspensión total. Los mismos deberán haber estado percibiendo la prestación al 31 de mayo de 2020.

• Contrate nuevos trabajadores y además no tenga personal amparado al subsidio por desempleo al 31 de mayo de 2020 cualquiera sea su casual con excepción del régimen de subsidio por desempleo especiales creado ante la emergencia sanitaria.

El beneficio consiste en un monto mensual de $5.000 pesos, por el término de tres meses, por cada trabajador que la empresa reincorpore o contrate. 

El incentivo quedará habilitado en forma automática para ser utilizado en la cancelación de futuras obligaciones tributarias con el BPS, sin necesidad de que la empresa realice gestión alguna.

Por último, perderán el derecho a percibir el incentivo, aquellas empresas que registren nuevos trabajadores amparados al subsidio por desempleo bajo cualquier modalidad, con vigencia posterior al 1/7/2020.

2. Consejo superior tripartito – lineamientos octava ronda de negociación

Atendiendo la situación de emergencia sanitaria en la que se encuentra el país, se estableció un “período puente” entre el 30 de junio de 2020 y el 31 de diciembre de 2020, para los convenios de la séptima ronda que vencían del 30 de junio en adelante. 

Los sectores cuyos convenios vencen dentro del “periodo puente” aplicarán los correctivos por inflación previstos en la séptima ronda de negociación salarial en los términos en que cada grupo haya negociado.

Mediante Acta del Consejo Superior Tripartito de 7 de julio de 2020, se alcanzó un acuerdo sobre los lineamientos de la Octava Ronda de Negociación Salarial. 

Los principales aspectos acordados son los siguientes:

• Plazo de un año, para aquellos acuerdos cuyo vencimiento se produce entre el 30 de junio y el 31 de diciembre de 2020.

• Aumento de 3% a partir del primer día del séptimo mes de producido el vencimiento. Para aquellos sectores que a 11/2020 registren un número de cotizantes igual o inferior al 90% de los cotizantes registrados en 11/2019, es decir, con caída de empleo igual o superior al 10% interanual, aplicarán el aumento a partir del primer día del décimo mes. Por ejemplo si el vencimiento del convenio fue el 30/06 el aumento regirá a partir del 1º de Enero de 2021. En caso de que se trate de un sector afectado el convenio regirá a partir del 1º de abril de 2021. 

• Aquellos trabajadores con salarios nominales iguales o inferiores a $22,595 (5 BPC al 1º de enero de 2020) recibirán, en la oportunidad que corresponda, un aumento adicional de 1% que no se descontará del correctivo final. 

• Correctivo final: se propone un correctivo nominal equivalente a la inflación del año móvil que en cada caso corresponda. Descontando el aumento salarial otorgado en el período y también descontando la caída del PBI en el año 2020.

• Recuperación de salario real: la pérdida del poder adquisitivo del salario, verificada al finalizar la 8º Ronda, será recuperada en posteriores negociaciones, en la medida en que las condiciones de crecimiento lo permitan. El salario real perdido comenzará a recuperarse a partir del 1º de enero de 2022 si la evolución del PBI del año 2021 indica crecimiento.

• Los grupos correspondientes a Construcción, Salud y Transporte de Pasajeros se considerarán en forma independiente.

Prórroga pago de impuestos DGI

Por medio de la Resolución N° 1251/020 la DGI otorga una nueva prórroga de vencimientos para el pago de ciertas obligaciones.

Mediante la misma, se establece un régimen especial de cancelación de pago para las empresas NO CEDE y CEDE (excepto las gestionados por la división Grandes Contribuyentes) según el siguiente detalle:

Los plazos vencerán en cada mes conforme las fechas previstas en el cuadro general de vencimiento.

Debe tenerse presente que no se incluye dentro de los impuestos cuyo plazo para el pago se prorroga, el pago de IVA mensual, así como tampoco a los saldos por concepto de IRAE, IP e ICOSA, y por concepto de dividendos fictos.

Modificaciones LUC – Inclusión financiera, lavado de activos y relaciones laborales

1. Modificaciones a la normativa relativa a Inclusión Financiera

1.1 Pago de haberes

La Ley 19.889 en sus artículos 215 y 216, sustituye los artículos 10 y 11 de la Ley 19.210 de inclusión financiera.  

En consecuencia, el pago haberes y de toda otra partida en dinero que tengan derecho a percibir los trabajadores en relación de dependencia, cualquiera sea su empleador, podrá efectuarse en efectivo, o bien, a través de acreditación en cuenta en instituciones de intermediación financiera o en instrumento de dinero electrónico, en instituciones que ofrezcan este servicio, en las condiciones establecidas en la mencionada Ley y de conformidad con las disposiciones complementarias que se dicten para reglamentarla.

Al comienzo de la relación laboral, se acordará la modalidad de pagó, la cual tendrá vigencia por un año. Vencido ese plazo, de no haberse acordado una nueva modalidad de pago, el mismo se prorrogará por un año.

Si la modalidad seleccionada es una institución de intermediación financiera o en instrumento de dinero electrónico, el trabajador tiene derecho a elegir libremente la institución en la cual cobrar su remuneración. En caso de que éste no opte por una, el empleador queda facultado para elegir una, hasta tanto el trabajador no haga uso de su posibilidad de elegir la institución.

Para los trabajadores que se encuentren hoy en relación de dependencia, el Poder Ejecutivo reglamentará los plazos y modalidades para el acuerdo entre trabajador y empleador con respecto a la forma de pago.

1.2 Pago de honorarios

Los honorarios profesionales por servicios prestados fuera de la relación de dependencia podrán ser pagados en efectivo, hasta el importe equivalente a UI 1.000.000 (USD 107.000 aproximadamente). De esta forma, se elimina la obligatoriedad de pago mediante acreditación en cuenta bancaria o instrumento de dinero electrónico para aquellos honorarios por importe menor al mencionado.

1.3 Pago a proveedores del Estado

Aquellos pagos que el Estado deba realizar a sus proveedores de bienes y servicios podrán realizarse a través de acreditación en cuenta bancaria o en efectivo, a opción del proveedor. Para que la opción del pago en efectivo sea válida, el importe a pagar debe ser menor al límite máximo establecido para compras directas comunes ($ 510.000).

1.4 Otros pagos

Respecto a los pagos a realizar en toda operación o negocio (incluye transacciones con inmuebles y vehículos), también se flexibiliza, permitiéndose la utilización de efectivo y cualquier otro medio de pago siempre que la transacción sea por una suma igual o menor a U.I. 1.000.000. Siempre que se exceda dicha suma, deberá utilizarse cualquier medio de pago excepto el efectivo.

Para las sociedades comerciales también se aumenta el tope de ingresos y egresos de dinero vinculados a operaciones previstas en la Ley de Sociedades Comerciales (aportes, adelantos, reintegros, distribución de utilidades, exclusión, receso, rescate, etc.), estableciendo en U.I. 1.000.000 la suma hasta la cual puede cancelarse mediante el uso de efectivo.

2. Libertad de trabajo y Derecho de la Dirección de la Empresa

La LUC también introduce cambios con respecto al ejercicio y derecho de huelga. El Art. 398 de la mencionada ley establece: “El Estado garantiza el ejercicio pacífico del derecho de huelga, el derecho de los no huelguistas a acceder y trabajar en los respectivos establecimientos y el derecho de la dirección de las empresas a ingresar a las instalaciones libremente”.

En función de esto, se limitarán las ocupaciones de los lugares de trabajo, priorizando el acceso de los trabajadores que quieran seguir desarrollando su actividad laboral.

3. Prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo – Modificaciones a los procedimientos de debida diligencia

Se introducen modificaciones a la redacción del art. 17 de la Ley Integral contra el Lavado de Activos N° 19.574 en lo que respecta a la realización de procedimientos de debida diligencia simplificada.

La LUC agrega la realización de procedimientos de debida diligencia simplificada:

• En operaciones o actividades realizadas por clientes residentes y no residentes de países que cumplen con estándares internacionales en la materia, cuando estas operaciones se efectúen mediante medios de pago electrónico emitidos por instituciones de intermediación financiera, salvo indicación contraria dadas por los art. 22 y 23 de la Ley Integral, y los arts. 13, 14, 42, 46 y 89 del decreto reglamentario.

Sobre el ordenante el pago cuando el mismo fuere distinto a quien realiza la operación.

Adicionalmente establece la posibilidad de radicación de las cuentas de origen y destino de fondos en el exterior cuando las instituciones financieras se encuentren en países que cumplan con los estándares internacionales en materia de PLAFT.

Residencia Fiscal: Extensión del período de “Tax Holiday” sobre rentas del exterior

El 15 de junio el Poder Ejecutivo remitió un Proyecto de Ley, mediante el cual se busca continuar impulsando medidas que tienen por objetivo el aumento de la inversión y la generación de empleo, incentivando a los extranjeros que deseen radicarse en Uruguay para llevar adelante sus proyectos económicos y personales.

En ese sentido se prevé un incremento del período de tiempo durante el cual los residentes fiscales en nuestro país no tributarán Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) sobre las rentas de capital pasivas del exterior, o tributarlo pero a una tasa menor, a elección del contribuyente.

Antecedentes

Desde el año 2011 las rentas de capital pasivas provenientes del exterior obtenidas por personas físicas residentes en nuestro país se encuentran gravadas por IRPF a la tasa del 12%

Cabe destacar por tanto, que si un no residente fiscal en nuestro país, contribuyente del Impuesto a las Rentas de los no Residentes (IRNR), obtiene este tipo de rentas en Uruguay, las mismas no se encuentran gravadas por impuesto a la renta alguno, en la medida que el IRNR no grava este tipo de rendimientos.

En este contexto, y con el objetivo de atraer inversores extranjeros a radicarse en nuestro país, es que en el año 2012 se dispuso que las personas que adquieran la calidad de 

residentes fiscales en nuestro país puedan optar por tributar por dichas rentas el IRNR por el ejercicio fiscal en que se verifique el cambio de residencia fiscal a nuestro país, y durante los 5 ejercicios fiscales siguientes (6 en total).

Se otorga de esta forma una “exoneración” de IRPF a los nuevos residentes fiscales durante 6 ejercicios, la cual puede realizarse por única vez, y exclusivamente en relación a las rentas de capital pasivas del exterior.

La misma opción puede ser ejercida por quienes hubieran adquirido la calidad de residentes a partir del 1º/07 2007, contándose el período de exoneración de 6 ejercicios a partir del 1º/1/2011.

Proyecto de Ley

El Proyecto de ley otorga a partir del ejercicio fiscal 2020, sobre las rentas de referencia la opción de:

• Tributar el IRNR por el ejercicio fiscal en que se verifica el cambio de residencia a nuestro país y durante los 10 ejercicios siguientes (10 + 1 ejercicios), ó

• Tributar el IRPF a la tasa del 7% en lugar del 12% anterior.

Dicha opción pueden ejercerla tanto los nuevos residentes fiscales, como así también aquellos que ya hubieran adquirido la residencia anteriormente. 

Si bien la redacción puede generar ciertas dudas de interpretación, entendemos que del proyecto se desprende que en estos casos, los “residentes anteriores”, deberán también ejercer una nueva opción al 31/12/2020, entre:

• Tributar IRNR (es decir continuar con la exoneración de IRPF), por la diferencia entre los ejercicios ya exonerados al amparo de la normativa anterior hasta completar los 11 ejercicios en total (10 más el de la opción), ó

• Tributar IRPF a la tasa del 7% a partir del ejercicio finalizado al 31/12/2020 sin límite temporal.

Con estas propuestas queda clara la intención del gobierno de atraer extranjeros que deseen radicarse efectivamente en Uruguay, como forma de generar inversión e incentivar de esta forma la economía del país.

Residencia Fiscal: Flexibilización de Requisitos

Con fecha 11 de junio de 2020 se promulgó el Decreto Nº 163/020, mediante el cual se flexibilizan los requisitos exigidos a efectos de poder tramitar la residencia fiscal en nuestro país, como forma de incentivar la inversión extranjera.

Hasta la publicación del nuevo decreto, las causales para poder tramitar la residencia fiscal eran las siguientes:

• Permanencia en nuestro país por un mínimo de 183 días durante el año civil.

Recuérdese que las ausencias “esporádicas”, siempre que sean eventuales y no superen los 30 días seguidos no interrumpen el cómputo, computándose todos los días de presencia efectiva, sin necesidad de pernocte.

Intereses vitales en nuestro país: residencia de cónyuge y/o hijos menores.

Núcleo principal de actividades: cuando las rentas generadas en el país sean mayores a las del resto del mundo.

Intereses económicos en Uruguay:

• Tenencia en nuestro país de inmuebles por más de 15.000.000 UI (USD 1.500.000).

• Inversiones en empresas que cuenten con proyectos de inversión por más de UI 45.000.000 (USD 4.700.000).

Flexibilización de causales

El nuevo decreto, impulsando la política de promoción de inversiones llevada adelante por parte del Poder Ejecutivo, agrega dos causales adicionales para poder obtener la residencia fiscal en nuestro país, en el entendido que la persona posee sus interese económicos en Uruguay:

Inversiones en inmuebles por UI 3.500.000 (USD 370.000) siempre que se realicen a partir del 1º/7/2020, y se verifique una permanencia en Uruguay por un mínimo de 60 días durante el año civil.

Inversiones en empresas por un valor mayor a UI 15.000.000 (USD 1.500.000), siempre que se realicen a partir del 1º/7/2020, y generen al menos 15 nuevos puestos de trabajo directos en relación de dependencia a tiempo completo durante el año civil.

Es importante tener presente que si bien varios extranjeros desean obtener la residencia fiscal en nuestro país, puede ocurrir que alguna persona cumpla con alguna de las condiciones recién detalladas, pero no desee ser residente fiscal uruguayo, ya que esto podría implicar por ejemplo, tributar IRPF por las rentas del exterior luego de transcurridos 5 años, solo por el hecho de tener un inmueble costoso de veraneo en Uruguay.

Es por este motivo que se prevé que las causales anteriores permiten obtener la residencia fiscal en Uruguay, siempre que el contribuyente no acredite su residencia fiscal en otro país.

Es importante tener presente también que si un extranjero desea convertirse en residente fiscal de nuestro país por la menor carga tributaria que eso puede suponer en algunos casos, debe analizarse en forma conjunta cuales son las causales que deben cumplirse para poder perder la calidad de residente fiscal en el país donde se encuentra radicado actualmente, ya que esto último depende de la legislación de cada país y no solamente de la obtención de la residencia en Uruguay.

Proyectos de Inversión: Beneficios transitorios

Con fecha 26 de mayo de 2020 se promulgó un nuevo Decreto que otorga nuevamente beneficios transitorios para los proyectos de inversión, presentados al amparo de la Ley de Inversiones (Ley N° 16.906 de 1998), y condiciones particulares para el aprovechamiento de la exoneración de IRAE.

Beneficios transitorios: IRAE

Inversiones entre 01/04/2020 y 31/03/2021 se computarán por el 150% de su valor.

Aplicable tanto a los proyectos ya presentados o que se presenten desde ahora.

• Para los proyectos de inversión presentados entre el 01/04/2020 y el 31/03/2021, el porcentaje de exoneración (matriz) se incrementará en un 20%, siempre que al 31/12/2021 se ejecute al menos el 75% de la inversión comprometida.

Dicho beneficio adicional será aplicable únicamente para las inversiones que se ejecuten hasta el 31 de diciembre de 2021 (las restantes inversiones gozarán de la exoneración base).

Las inversiones que cumplan ambos requisitos podrán acceder a los dos beneficios de forma simultánea.

Aprovechamiento exoneración IRAE

• Respecto a la exoneración de IRAE, para los ejercicios finalizados entre el 01/04/2020 y el 31/03/2021, la empresa podrá optar por:

• suspender por un año el plazo de exoneración obtenido en la declaratoria promocional;

incrementar el tope de exoneración anual de IRAE al 90% (sólo para este ejercicio). Recordemos que actualmente (Dec. 143/018) dicho tope es del 60% del impuesto para empresas en marcha o del 80% para empresas nuevas.