Turismo de salud. El ejemplo del Grand Resort Bad Ragaz

27/05/2016

Cada vez más el modelo de turismo tradicional, se está especializando en segmentos concretos que cobran un mayor auge, como el “turismo de lujo” y el “turismo de salud”.

Según un estudio realizado por Pangaeanetwork bajo el título “Luxury Travel Trends” en el que se encuestó a 368 profesionales de la industria turística, el turismo de lujo posee varias características diferenciadoras.

  • Clientes: en general sus edades están comprendidas entre 36 y 55 años. Viajan en pareja y en segundo lugar con la familia próxima.
  • Viajes: los clientes de este tipo suelen realizar más de 3-4 viajes al año sin tener una clara estacionalidad. Los viajes son de estancias largas, en su mayoría de 10 a 15 días con un gasto medio por viaje entre 5.000 y 10.000 euros (el 20% de los viajeros gastan más de 10.000 euros).
  • Intereses: su principal atractivo es la privacidad, la exclusividad y la calidad del alojamiento y cada vez es más frecuente que el Spa sea una de las motivaciones de viaje. No es un turista que mire el precio, valora más el valor añadido que le dé el hotel/resort de lujo.

Para hablar del Turismo de Salud nos fijamos en el estudio de “Turismo de Salud en España” realizado por Auren con la Fundación EOI. Nos referimos a turismo de salud como el proceso por el cual una persona viaja para recibir servicios de salud en un país diferente a aquel en el que reside. Todas las fuentes consultadas coinciden en que el turismo de salud es tendencia creciente mundial. El informe de la OCDE afirma que anualmente el turismo de salud genera más de 75.000 millones de euros. Los informes de otras consultoras coinciden en estas tendencias.

El turismo de salud cambia la tendencia de la demanda del turismo de nivel medio-bajo aumentando la calidad y el gasto del turista mejorando la oferta y diversificándola con atractivos gastronómico, deportivo, cultural…Estos servicios turísticos deben ser compatibles con los tratamientos de salud. Pero, además, en algunos casos pueden complementarios desde un punto de vista terapéutico (por ejemplo, servicios de wellness como apoyo a rehabilitación de tratamientos traumatológicos, musculares, dermatológicos o psicológicos). Este turismo no tiene una clara estacionalidad ya que lesiones, recuperaciones, etc. tienen lugar durante todo el año.

Centrándonos en el turismo de salud como turismo de Bienestar, wellness, belleza, recuperación y medicina deportiva (que tal como se ve en la tabla son los que aportan más ingresos) utilizaremos el ejemplo del Grand Resort Bad Ragaz el cual hemos tenido la oportunidad de conocer.

Aterrizamos en Suiza donde se encuentra un Resort único y con gran éxito con más de 10 años de vida a mano de una familia, el Grand Resort Bad Ragaz. Se sitúa en el centro de la región de vacaciones Heidiland (si, recibe el nombre por la historia de Heidi) donde el manantial de agua termal una base para el bienestar y la salud.

Este Resort de Lujo propone un producto integral que además tiene conexión por pasillos internos que conectan todos los edificios. Dispone de 2 hoteles de 5* y un hotel de 4*, 8 Restaurantes que suman 58 puntos GaultMillau, Casino, Salas de convenciones, centro de formación, jardines, pero sin duda en lo que destacan es en el área que tienen de Spa y Wellness, Termas y el hospital clínico lo cual hace que forme parte del llamado Turismo de salud.

El Turismo de salud que ofrece Bad Ragaz no se debe asociar a enfermos sino más bien al concepto de prácticas saludables, bienestar y recuperación (Detox, Lifestyle, Asesoramiento dietético, medicina deportiva y chequeos con cirugía estética). Es una filosofía de vida en la que todos los productos van destinados a la salud y al bienestar dentro de un entorno de lujo y exclusividad, dando facilidad a los clientes para realizar actividades, para traslados en limusina, incluyendo servicios de helipuerto a 5 minutos.

En este Resort no existe el concepto estacionalidad (tal como hemos visto que caracteriza al turismo de lujo y de salud) ya que en todas las épocas del año hay gente que necesita adoptar el estilo de vida saludable que se ofrece en él y gente que necesita de un periodo de recuperación.

Los márgenes de los que disponen los Resort de salud de lujo como Bad Ragaz son muy altos debido a que lo que más se valora es el valor añadido.

Los clientes suelen demostrar una alta fidelidad, atrayendo a todas las generaciones de la familia y tiene una alta importancia el “boca a boca” en contraposición con el uso de internet que caracteriza el resto de turismo.

Aunque Bad Ragaz es un lugar único por su enclave y el espacio del que dispone, existen más lugares que se centran en el Turismo de salud. En España el Sha Wellness, próximo a Alicante, abierto hace 6 años, cuenta con gran demanda que ya es reconocida en todo el mundo.

Las cifras así lo indican, es indudable que el turismo de salud y de lujo es rentable y las proyecciones futuras apuntan a un sensible crecimiento del Sector.

Eduardo Romero
Socio de Consultoría

  • Servicios

  • Sectores