Blog
Proporcionamos conocimiento.

Alimentación: un sector atractivo para los inversores

22/05/2020

El sector de la alimentación es un sector que atrae el interés entre los inversores financieros (private equity, fondos de deuda, etc.). Numerosos son los ejemplos de inversiones realizadas por Fondos de Private Equity en empresas de alimentación en los últimos años, como, por ejemplo, las realizadas por Proa Capital (Fruselva, Moyca y Pastas Gallo), Portobello Capital (Grupo IAN, Iberconsa y Ramón Sabater) o Alantra (Frías Nutrición y Unión Martín), entre otros.

Uno de los principales motivos por el cual la industria alimentaria despierta este interés entre los inversores es el carácter estable / acíclico del sector, el cual se está viendo reflejado durante la actual crisis sanitaria del Covid-19, en la cual las empresas de alimentación, por lo general, han mantenido o incluso incrementado sus ventas, mientras que empresas de otros sectores han tenido que cerrar temporalmente o han visto reducido drásticamente su volumen de negocio.

En el periodo de crisis económica de 2008 – 2013, el sector de alimentación y bebidas en España mantuvo un crecimiento estable (TACC2008-2013 = ~1%), mientras que la economía española en su conjunto mostraba un claro descenso (TACC20018-2013= -1,7%).

Este buen comportamiento del sector se debió a que el descenso del consumo de alimentación a nivel nacional se vio compensado por el crecimiento de las exportaciones en dicho periodo, gracias a que muchas compañías llevaron a cabo o potenciaron estrategias de internacionalización.

Del mismo modo, durante la crisis del Covid-19, en la cual la economía se ha frenado drásticamente, con una caída del PIB del primer trimestre del 5,2%, el sector de la alimentación se ha mantenido estable a nivel productivo debido a que ha sido uno de los sectores estratégicos que se debían permanecer abiertos, aunque no obstante se ha enfrentado a retos como la gestión de stock o el e-commerce.

Evolución del PIB y de la Industria alimentaria en España

Este carácter estable del sector representa un atractivo para los inversores financieros (hay que recordar que son inversores temporales que permanecen en las empresas una media de ~5 años) puesto que favorece una alta visibilidad sobre la línea de ingresos de las compañías de alimentación incluso en periodos de crisis económica. Esto hace que las empresas de alimentación no experimenten drásticas caídas de ventas en estos periodos, no teniendo, por tanto, que realizar grandes reestructuraciones operativas para poder mantener la actividad. Adicionalmente el potencial de internacionalización y la capacidad de crecimiento inorgánico son otros de los atractivos que presentan las empresas de alimentación para los inversores financieros.

¿Qué le puede aportar un Fondo a su compañía? Durante la crisis sanitaria del Covid-19, las empresas de alimentación (tanto fabricantes como empresas de alimentación) aunque no hayan sufrido caídas en las ventas, han tenido que hacer frente a otras dificultades como el incremento de la capacidad productiva, la gestión de stocks, el control de costes, el e-commerce, etc. Los inversores financieros, adicionalmente a proveer recursos financieros, aportan su importante experiencia en la profesionalización de la gestión de las empresas, procesos de internacionalización, digitalización de compañías, identificación de mejoras operativas, etc.

En la actualidad hay un gran número de Fondos que han levantado nuevos vehículos de inversión en los últimos años, por lo que tienen que invertir sus recursos y su interés por las compañías de alimentación se incrementará tras esta crisis. Por ello, es un buen momento para aquellas compañías del sector que quieran desinvertir o estén pensando en la búsqueda de un socio financiero para acometer un plan de expansión, para atraer el interés de Fondos de Private Equity y Fondos de deuda.

Santiago Perales, Auren Corporate.

  • Servicios

  • Sectores