Tendencias Globales en Turismo

01/06/2016

El Turismo es una de las pocas industrias que ha resistido bien durante la crisis, ha conseguido crecimientos sostenidos en los últimos años y cuenta con un consenso generalizado en cuanto a sus optimistas perspectivas para los próximos años. Es, por otro lado, bien conocido el creciente papel que desempeña el Turismo en el desarrollo de los países receptores, su contribución al PIB, aportación a las exportaciones, creación de empresas y puestos de trabajo:

Todo parece indicar que esta tendencia se va a sostener e incluso incrementar en los próximos años. Las claves para que esto suceda, y que diferenciarán a los destinos más competitivos del resto, pasan por optimizar la adecuación de la oferta a las expectativas de un cliente cada vez más exigente. Para ello parece que serán protagonistas los siguientes elementos:

Tecnología: continuará siendo muy importante el crecimiento de las reservas on-line, y de manera particular a través de dispositivos móviles (un 25% del total de reservas en USA se hace ya desde móviles). Será por tanto fundamental adaptar los canales de comercialización a la movilidad y utilizar plataformas integradas que provean experiencias de usuario satisfactorias (interfaces seamless). Otras tecnologías emergentes con enorme impacto potencial en el Turismo, si bien aún menos contrastadas, son los Wearables y el Internet de las cosas (IofT)

Máxima personalización en la oferta: Los viajeros buscan cada vez más experiencias a medida fuera de los paquetes tradicionales. Entre otros, se demandan crecientemente nuevos productos en la línea de:

Experimentar el destino con o como un autóctono local: la irrupción exitosa de modelos P2P como AirBnb se ha hecho extensiva a servicios más allá del alojamiento. Algunos ejemplos son las visitas guiadas por residentes o la gastronomía local en plataformas como Eatwith.com

Viajes tematizados con hipersegmentación creciente en determinados deportes y salud. Incluso han surgido nuevos perfiles de cliente objetivo, como por ejemplo los ciclo turistas de mediana edad y alto poder adquisitivo, los MAMIL (Middle-Aged Man in Lycra)

“Bleissure”: combinar en un mismo viaje negocios y ocio, extendiendo las estancias con enfoques y demanda diferenciada.

Las redes sociales seguirán creciendo y se perfilan, más allá de un repositorio para compartir comentarios, recomendaciones y archivos, como una manera de interactuar entre los viajeros conectados en tiempo real durante su estancia en destino.

Nuevas formas de alojamiento: previsiblemente continuará creciendo la comercialización a través de plataformas P2P (a expensas de la regulación que se acometa en cada destino), así como nuevos tipos de establecimiento como los hostels, que ofrecen una experiencia de mayor autenticidad y proximidad cultural al destino.

Adaptación a nuevos mercados emisores: A nivel global China experimentó un crecimiento de viajeros outbound del 12% en 2015. Las proyecciones para 2016 estiman más de 130 millones de viajeros chinos saliendo al extranjero.

DIY (Do It Yourself): se consolida la tendencia de que el propio cliente gestione directamente los procesos necesarios para satisfacer su demanda, desde la reserva online de un pack personalizado hasta el check-in y check-out en el hotel o el consumo de productos en el mismo.

En clave empresarial doméstica, 2015 ha supuesto una temporada más de recuperación de la demanda de mercados emisores europeos y, en menor medida, de la demanda interna nacional. Esto se ha debido a la mejora de la situación económica en origen, acompañada también de una significativa mejora de la oferta. Por ejemplo, en Baleares 2015 ha supuesto un verano record en ocupación, gasto turístico y rentabilidad por habitación disponible (RevPAR). En paralelo, se espera seguir en la senda de crecimiento en operaciones de adquisición y mejora de establecimientos hoteleros, que lleva dos ejercicios consecutivos creciendo a ritmos superiores al 50% interanual.

Los principales retos que previsiblemente afronte el sector en el futuro a corto plazo son:

Regulación del sector de alquileres vacacionales y redes de comercialización P2P.

Adopción de las tecnologías y capacidades necesarias para optimizar los procesos y desarrollar la inteligencia de negocio imprescindibles para conseguir competitividad y rentabilidad sostenidas.

Acceso y estructuración adecuada de la financiación necesaria para asegurar la mejora en calidad de la capacidad instalada y el músculo para acometer las nuevas inversiones.

Adecuada planificación y desarrollo de nuestros enclaves turísticos, incluyendo la mejora continua de las infraestructuras públicas y adecuadas políticas de promoción de destino.

Conectividad con los mercados emisores, de manera especial en los archipiélagos garantizar frecuencias áreas.

Adoptar medidas eficaces para la desestacionalización y el desarrollo de nuevos productos.

Disponer de los recursos humanos con la formación y empowerment imprescindibles para gestionar.

Identificar oportunidades y fijar las mejores estrategias de expansión tanto internamente como en el mercado internacional

Apostar decididamente por la innovación y el emprendimiento sistematizado en el sector

Auren atesora una amplia experiencia en el sector turístico y ha ayudado con éxito a numerosos clientes a conseguir sus objetivos. Pero este año hemos decidido además dar aún más relevancia al sector considerándolo como sector preferente en nuestro Plan Estratégico y abriendo nuevas líneas de negocio relacionadas con el sector.

Ignacio Esteban, Socio Coordinador Auren Turismo; Antonio Viader, Director Consultoría

  • Servicios

  • Sectores