Están obligados a presentar declaración de renta y complementarios por el año gravable 2015, las personas naturales y asimiladas a estas, que se encuentren en alguna de las siguientes situaciones durante el 2015:

  • Que patrimonio bruto al 31 de diciembre de 2015 exceda de 4.500 UVT ($127.256.000).
  • Que los ingresos brutos del año sean o excedan de 1.400 UVT ($39.591.000).
  • Que los consumos mediante tarjeta de crédito sean o excedan de 2.800 UVT $79.181.000.
  • Que el valor total de compras y consumos supere 2.800 UVT $79.181.000.

Que el valor total acumulado de consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras, sean o excedan 4.500 UVT $127.256.000.